PUBLICIDAD

Categorías
Escuela del jinete

Doma de Potros: Cómo Amansar mi Caballo, Paso a Paso

La doma de potros, es algo que está en la mente de muchos propietarios.

Los que tenemos la suerte de adquirir un potro y verlo crecer podríamos iniciarlo en la doma pero, por falta de tiempo, temor o conocimientos, no siempre nos arriesgamos a realizar este trabajo.

Amansar un caballo no es algo que podamos hacer todos.

Para hacerlo bien, se requiere: conocimiento, valor, precaución y mucha paciencia.

En este artículo voy a dar algunas pautas para cualquier persona que quiera emprender esta “aventura”.

Por obvias razones es una actividad de mucho riesgo pero con la preparación adecuada el resultado puede ser muy satisfactorio para caballo y jinete/amazona.

Y si este estudio no sirve para dicho propósito, seguro servirá para que podamos supervisar el trabajo de otro jinete/amazona, de tal forma que nuestro caballo tenga la debida instrucción desde el inicio.

Debo decir que lo propuesto en este artículo es una de las formas para amansar un potro, hay otras muy respetables.

Es importante que conozcamos sobre psicología del caballo antes de iniciar cualquier trabajo.

El método

El método que voy a transmitir es el resultado de muchos años de investigación y práctica según distintas doctrinas existentes en el mundo del caballo.

En términos generales podríamos decir que se basa en la doma clásica con un especial enfoque hacia la doma racional y sin violencia.

Los objetivos en la doma de potros

Cuando iniciamos un potro en la primera fase de su adiestramiento buscaremos cumplir con los siguientes objetivos:

  1. Vínculo mental y físico
  2. Relajación
  3. Flexibilidad
  4. Impulsión
  5. Obediencia

El tiempo de duración

La duración de esta primera fase de amanse o desbrave es muy variable. Va a depender del tiempo que le podamos dedicar, de la cooperación del caballo y de la crianza (o mala crianza) que este haya tenido anteriormente.

De todas maneras, como referencia , se podría completar esta fase entre 3 y 6 meses, con un trabajo de 3 sesiones por semana (aprox. 45 minutos por sesión)

El mejor lugar para amansar un potro

corral redondo

Recomiendo que la doma de potros se comience en un corral cerrado.

Personalmente utilizo un corral redondo de 18 mts de diámetro, pero la forma puede ser redonda, cuadrada o rectangular, lo importante es que sirva para el control de la huida del potro.  De esta forma no tenemos que recurrir al ramal, sostenido por nuestras manos o por un poste.

Cuando ya tengamos control y obediencia al filete, sería ideal tener acceso al campo, donde podamos dejarlo más suelto de rienda, lo que estimulará su deseo permanente de ir hacia adelante (impulsión).

Necesitaremos también trabajar en un espacio plano de suelo suave, que puede ser el mismo campo o un picadero cercado (aprox. 20×40 mts).

El equipo apropiado

Hay una gran variedad de implementos en cada país o región.

Para domar potros he tenido que probar algunas tipos de arreos y equipamiento.  A continuación detallo lo que personalmente uso:

Los pasos a seguir en la doma de potros

Estos ejercicios son secuenciales y se van a ir superponiendo unos a otros según la necesidad.

No debemos saltarnos ningún ejercicio, la paciencia es una cualidad que, si no la tenemos, debemos desarrollarla para obtener mejores y más rápidos efectos.

  1. Unión y liderazgo
  2. Desensibilización a objetos atemorizantes
  3. Conducción pie a tierra
  4. Trabajo a la cuerda
  5. Trabajo a riendas largas o doble cuerda
  6. Primeras montas en corral
  7. Enseñar cesión de nuca y movilidad de mandíbula
  8. Flexiones laterales de cuello
  9. Monta por el campo
  10. Ejercicios en picadero a los 3 aires

Primer paso: Unión y Liderazgo

Para este ejercicio vamos a emplear la cabezada de cuadra y el ramal.

Ingresado el potro al corral emplearemos dos tipos de liderazgo: un liderazgo activo y un liderazgo pasivo.

Se trata de crear un vínculo con el animal desde una perspectiva natural para él.

Te dejo un enlace a un video muy instructivo del “horseman ship” Monty RobertsPodemos o no estar de acuerdo con todas sus prácticas pero vale la pena analizarlo y tomar todo lo bueno de sus enseñanzas.

Liderazgo activo

amansar mi propio caballo liderazgo

Ubicándonos en el centro del corral le haremos dar vueltas a nuestro alrededor, comportándonos de una forma “altiva” como si fuésemos el semental de la manada. Si es necesario le toparemos con el ramal para activarlo, pero lo más probable es que el potro se asuste y salga corriendo con nuestra sola presencia y actitud dominante. No debemos exagerar, solo queremos que el potro comience a entender que el binomio que estamos formando tendrá un solo líder.  Por nuestra seguridad ante un animal tan grande, este líder debemos ser nosotros.

Precaución

Si a esta altura del ejercicio hemos visto que el animal es muy impetuoso y ha intentado agredirnos, debemos considerar la opción que alguien con más experiencia realice estos primeros acercamientos. Lo mejor es realizar cualquier ejercicio de doma en presencia de un instructor calificado.

domar mi propio caballo

Liderazgo pasivo

Pero vamos a considerar que el potro que estamos amansando es un animal que ya ha pasado algún tiempo con nosotros. Tiempo en el que seguramente ya tuvimos la oportunidad de acariciarlo, darle de comer y llevarle del ramal, con lo cual tendríamos parte del trabajo adelantado.

Luego de dar unas cuantas vueltas, en los dos sentidos, dejaremos de ejercer todo tipo de presión. Esperaremos que pare y se relaje, y tomaremos una actitud mucho más pasiva, que representa la conducta de la yegua madrina. Entonces nos acercamos lentamente hasta lograr acariciarlo por delante. Si el potro nos da la grupa en señal de defensa le haremos correr nuevamente por el corral y así sucesivamente hasta lograr nuestro objetivo.

Coaching con caballos

Acompañamiento

Cuando ya se quede tranquilo a nuestro lado le colocamos la cabezada de cuadra y con el ramal le invitamos a que nos siga detrás. El ramal no debe servir para tirar al caballo. Es importante que el ramal vaya flojo. Damos unas cuantas vueltas y le soltamos del ramal. Nos movemos en cualquier dirección y el caballo nos seguirá de cerca. Esa es la forma de demostrarnos su confianza.

Aquí les dejo un video donde se explica el proceso completo de la doma de potros (llamada también doma inicial, desbrave o amanse).

Artículos relacionados

Alexander Mena

Por Alexander Mena

Alexander Mena (Quito, 1964), amante del mundo del caballo, la música y el diseño. En la actualidad dedicado también a otra de sus grandes pasiones, la escritura en medios digitales.

Te puede gustar

2 respuestas a «Doma de Potros: Cómo Amansar mi Caballo, Paso a Paso»

Deja una respuesta