PUBLICIDAD

La Impulsión del Caballo: El deseo permanente de ir “hacia adelante”

La Impulsión del Caballo: El deseo permanente de ir “hacia adelante”
Energía natural + Gesto reflejo aprendido + Ayuda de contención = Impulsión

La impulsión del caballo es el deseo permanente de ir “hacia adelante”,  controlado por un contacto suave entre la boca del caballo y las manos del jinete.

Esta situación genera una energía contenida, que viene desde el tercio posterior, pasa por el dorso y cuello,  y finaliza en su boca.

Uno de los principales objetivos de la doma, es justamente la impulsión y esta es especialmente de orden psicológico. (Por ahora vamos a descartar cualquier problema de salud que obviamente disminuiría el impulso del caballo y las ganas para trabajar con su jinete/amazona)

En este artículo veremos cómo se desarrolla la impulsión del caballo y que tipos ayudas tenemos para lograr este objetivo.

Cómo generar impulsión del caballo

potro al galope en el campo

Por ser un animal de presa, el caballo ha desarrollado un instinto natural de huída.

Cuando iniciamos el amanse o desbrave de un potro debemos transformar ese instinto de huída en ganas de ir hacia adelante.

El proceso de amanse incluye los siguientes objetivos: Control físico y mental, relajación, flexibilidad, impulsión y obediencia.

Luego de las primeras montas en un corral pequeño o “a la cuerda”, cuando el potro ya se deja montar con tranquilidad y conoce las órdenes de retención y parada, se puede salir a un corral más grande o al campo.

Durante algunas sesiones de trabajo, el domador deberá “aflojar la rienda”, es decir no deberá retener al caballo. Es en ese momento que el instinto natural de huída se transforma en deseo de ir hacia adelante. Esto queda en la memoria del caballo y se evidencia a través de un gesto reflejo aprendido.

Por el contrario, si el potro se siente demasiado retenido se quedará, en mayor o menor grado, con un temor para avanzar.  A futuro esto será muy complicado de corregir.

Cuando ya  tiene un buen deseo de ir hacia adelante se inician los primeros ejercicios para la “puesta en mano” del caballo. Si no se continúa con esta enseñanza, el potro queda, entre otros problemas con un impulso poco controlable, lo que es  otro problema producido por una doma deficiente.

El domador deberá tener un adecuado conocimiento y experiencia para minimizar los riesgos de este trabajo tan delicado. Como referencia, te dejo un video sobre educación inicial o amanse de potros.

Cuando todo este trabajo inicial ha sido bien hecho, independientemente de su temperamento (sangre caliente, templada o fría), el potro conseguirá el impulso deseado.

Cómo corregir un caballo sin impulsión

Un caballo sin impulsión será difícil de manejar y su monta no será agradable en ninguna disciplina ecuestre.

Los ejercicios que ayudan a mejorar la impulsión del caballo ya domado son las transiciones de un aire a otro y dentro del mismo aire.

Las salidas al campo también puede ayudar a desarrollar la impulsión, especialmente en caballos linfáticos.

Ayudas de impulsión

ayudas impulsion

Para mantener e incrementar la impulsión del caballo, un jinete/amazona dispone de algunas ayudas naturales y otras artificiales.

Como ayudas naturales tenemos: las piernas, la voz y las manos. Entre las ayudas artificiales está la fusta.

Uso de piernas y fusta

Cuando al caballo le falta impulsión, las ayudas de piernas no deben aumentar su intensidad. Es preferible utilizar la fusta como soporte de la pierna y como correctivo ante una desobediencia.

Vamos a dar un ejemplo:

Montamos un caballo y le pedimos que avance con una ligera presión de pantorrilla. El caballo no obedece, ignorando nuestra orden. La siguiente petición no debemos hacerla con mayor presión de nuestra pierna sino con un ligero tope de fusta por detrás de nuestra pantorrilla.

Si aplicamos la fusta con cierta firmeza (por supuesto sin dañar), el caballo reaccionará saliendo hacia adelante.

Para evitar contratiempos o caídas por una reacción brusca del caballo, debemos ir “midiendo” su sensibilidad aplicando la fusta de menos a más.

Cuando volvamos a dar una orden suave con la pierna, el caballo obedecerá al instante porque no querrá recibir otro tope de fusta.

Es interesante también mencionar que la fusta sirve como ayuda de impulsión aún sin tocar al caballo. Su sola presencia en la mano del jinete hace que el caballo se mantenga más atento y con ganas de ir hacia adelante. El caballo no debe tener miedo a la fusta pero si respetarla.

Uso de la voz

El uso de la voz puede ser un correctivo anterior a la fusta pero hay que utilizarla solo con potros, al principio de la doma.

Conforme avance el adiestramiento, la voz debe usarse lo mínimo posible para evitar que se acostumbren y pierdan receptividad a manos, piernas y asiento. (En pruebas de doma no está permitido el uso de la voz)

Uso de las manos

Las manos del jinete son ayudas de retención pero también forman parte de la impulsión.

Para contener el impulso natural del caballo o el creado por las piernas del jinete, debemos emplear nuestras manos.

Estas ayudas de contención se aplican con movimientos sutiles de dedos y manos, y siempre deberán ser menos fuertes que las ayudas para avanzar.

Conclusiones

  • Podemos concluir que la impulsión es la suma de “la energía natural” del caballo, más “el gesto reflejo aprendido”, más la aceptación de una ayuda de contención como puede ser el filete.

infografia impulsion

  • La impulsión puede ser estropeada si la persona que monta al caballo no tiene el conocimiento necesario para mantenerla e incrementarla a través de un correcto uso de sus ayudas.
  • La impulsión tiene una correlación con los demás objetivos de la doma, como son: Relajación, flexibilidad, contacto, equilibrio, ritmo, rectitud, reunión y receptividad.
  • Es importante tener claro estos conceptos: Impulsión no es sinónimo de tensión o velocidad, así como relajación no es sinónimo de apatía o lentitud.
  • Un caballo sin impulsión puede requerir una “redoma” como si se tratara de un potro cerril. El camino no es fácil porque el poco o ningún deseo de ir hacia adelante puede estar implantado en su cerebro. Cuidado con intentar solucionar este inconveniente en base a castigos que lastimen al caballo. El problema se podría agravar.

Referencias bibliográficas:

  • The British Horse Society (2005). “Manual de equitación”
  • Federación ecuestre alemana (2005). “Principios de la equitación”
  • Jean D’Orgeix. Doctrina y método “Técnica de equitación”

También podría gustarte

Alexander Mena

   

Alexander Mena (Quito, 1964), amante del diseño, la música y el mundo del caballo. En la actualidad dedicado a otra de sus grandes pasiones, la escritura en medios digitales y la dirección de proyectos empresariales vinculados a nuevas tecnologías.

Deja un comentario

X