PUBLICIDAD

Categorías
Escuela del jinete

El asiento en equitación: Ayuda básica del jinete-amazona

Cuando montamos un caballo estamos más preocupados de nuestras piernas y nuestras manos. Generalmente olvidamos al asiento como una ayuda fundamental a la hora de trabajar un caballo. En esta ocasión vamos a analizar la importancia del asiento en equitación, la forma de adaptarlo al movimiento del caballo, las posiciones y la manera de aplicarlo como una ayuda básica.

El asiento en equitación: una ayuda básica

Solo un asiento equilibrado y relajado podrá hacer que sus acciones sean eficaces e independientes de piernas y manos.

El jinete/amazona podrá empezar a emplear las ayudas de asiento cuando sepa sentir la acción de los posteriores. Su efectividad dependerá del nivel de doma del caballo y la capacidad del jinete/amazona.

En el adiestramiento equino, las ayudas que pueden aplicarse a través del asiento sirven para lo siguiente:

  1. Facilitar que el dorso del caballo suba: El jinete aligera su asiento trasladando su peso ligeramente sobre los muslos y los estribos. El tronco se inclina algo por delante de la vertical y el asiento permanece en la montura.
  2. Activar los posteriores: El jinete pesa por igual sobre los dos isquiones y tensa durante un instante la parte inferior de la espalda y la musculatura del bajo vientre. Esta ayuda se aplica en paradas, medias paradas y transiciones.
  3. Dar soporte en las incurvaciones: El jinete pesa más sobre el isquión interior girando ligeramente el tronco en la dirección del movimiento y pesando más sobre el estribo interior. Esta ayuda se aplica en los giros, círculos, trabajo en dos pistas y al galope.

Nota: Con un potro el asiento debe usarse con mucho cuidado. Casi todo el trabajo de trote se hace levantado, y al galope con el asiento en suspensión.

Ejercicios para mejorar el asiento en equitación

Para desarrollar un buen asiento se requiere un amplio y metódico aprendizaje que adapte el asiento al ritmo del caballo.

Cuando hablamos del “asiento” nos referimos a las nalgas, la pelvis y la cintura.

la pelvis

↑ La pelvis humana

La gimnasia funcional sirve de acondicionamiento tanto para el jinete/amazona novel como para el avanzado. Se realizarán ejercicios previos para desarrollar soltura, elasticidad y estiramiento.

Los ejercicios iniciales conviene hacerlos a la cuerda, de tal forma que el jinete/amazona sienta los movimientos del caballo sin distraer su atención en sus movimientos de piernas o manos. Las primeras sesiones de asiento se pueden realizar con o sin montura y en caso de usar la montura, con o sin estribos. Es tarea del profesor ver la disposición del jinete/amazona para realizar este trabajo que supone mucho equilibrio.

Para la enseñanza básica a la cuerda, es muy importante contar con caballos de escuela, tranquilos y seguros. Será conveniente usar riendas laterales para que el caballo mantenga una buena colocación y no se acostumbre a andar sin algún contacto de riendas. Solo con un caballo que ceda el dorso y sea cómodo el principiante aprenderá a sentarse correctamente y el jinete avanzado aprenderá a corregir errores.

Las clases de asiento se pueden alternar con otros ejercicios de doma.  Se realizarán a los tres aires, primero al paso, luego al trote y finalmente a un galope tranquilo. El avance debe ser gradual a medida que el jinete vaya cogiendo confianza.

Posiciones del jinete sobre la silla de montar

Posición básica (doma)

posición básica de doma

En esta posición el jinete/amazona se mantiene bien sentado, erguido y con su asiento flexible que sigue los movimientos del caballo, al paso, al trote y al galope.

La montura que se utiliza para este tipo de trabajo es la silla de adiestramiento que posee un faldón largo para adaptarse a la posición óptima del jinete/amazona.

Durante el trote hay dos opciones: El trote levantado y el trote sentado.

El trote levantado

El jinete se levanta en una batida y se vuelve a sentar en la otra. Este movimiento tiene que ser en perfecto equilibrio y muy acompasado para no interrumpir el ritmo del caballo. En los círculos el jinete se sienta cuando el pie interior y la mano exterior pisan el suelo, esto sirve para ayudar a que el caballo mantenga su equilibrio sobre el círculo y no se cierre.

El trote sentado

El jinete se mantiene sentado, erguido, sin arquear la espalda ni doblar la cintura, sin exceso de tensión y muy flexible para amortiguar los movimientos (golpes) del trote.

Posición en suspensión (salto)

asiento en equitación - salto

En esta posición lo que se trata es de aliviar el peso del jinete/amazona y mejorar su equilibrio en situaciones como el salto de obstáculos.

El jinete deberá acortar los estribos de tres a cinco puntos con lo cual el ángulo cadera-rodilla-tobillo se cerrará. También deberá inclinar su cuerpo hacia adelante desde la pelvis, atrasar su asiento ligeramente y mantenerlo con un ligero contacto con la montura.

El peso mayor se trasladará a los muslos, las rodillas y la parte interior de los estribos. El jinete deberá seguir mirando hacia adelante y mantener la espalda recta.

La silla de montar de salto posee un faldón menos largo y algo adelantado para permitir la posición correcta de la pierna (muslo-rodilla-pantorilla-pie-talón).

Posición levantada (carreras)

asiento en equitación - carreras

Esta posición se utiliza para trabajo de velocidad en pista llana. Aquí el jinete usa los estribos bien cortos, su cuerpo no se debe adelantar demasiado conservando un ángulo de unos 45° con la vertical y las riendas deben llevarse muy cortas para asegurar que las manos del jinete permanezcan por delante de su cuerpo.

La silla de montar para carreras es muy pequeña y liviana. Se adapta perfectamente a la posición del jinete para este tipo de disciplina ecuestre.

Referencias bibliográficas:

Artículos relacionados

Experto Ecuestre

Por Redacción Experto Ecuestre

Equipo comprometido con la "cultura ecuestre". Compartimos conocimientos y experiencias útiles para nuestros usuarios.

Te puede gustar

Deja una respuesta