PUBLICIDAD

Categorías
Escuela del jinete

Cómo Montar un Caballo Correctamente (Para que no invierta su cuello y abra la cara)

¿Cómo montar un caballo correctamente?, es una pregunta que debe hacerse toda persona que se suba a un caballo. El jinete/amazona siempre ocasiona algún efecto positivo o negativo sobre el caballo.

El jinete/amazona no solo debe preocuparse por colocar los aperos, subirse al caballo, no caer y dar ciertas órdenes para controlarlo. Si quieres conocer sobre estos asuntos te dejo links a dos videos explicativos: video 1 y video 2.

En este artículo vamos a ir un poco más adelante.

Problemas por no saber: cómo montar un caballo de forma correcta

El jinete/amazona debe saber que el caballo necesita trabajar en relajación, con el dorso flexible, sin invertir su cuello, con la cara en la vertical y los posteriores remetidos.

Cuando un caballo no es montado correctamente, su reacción natural es:

  • Ponerse tenso
  • Hundir su dorso
  • Invertir su cuello
  • Abrir su cara
  • Sacar sus posteriores fuera de la masa

caballo que invierte su cuello

Estos problemas se dan cuando el jinete/amazona no conoce el procedimiento para que el caballo aprenda a llevarlo adecuadamente.

Como el caballo es un animal musculoso y además muy noble, prácticamente no se queja. Los días pasan, el jinete/amazona no le ve mayor inconveniente y el problema se ha implantado.

Si esto continúa a través del tiempo, el caballo no rendirá en ninguna disciplina ecuestre. En algún momento comenzarán a verse más efectos negativos de este problema. Su dorso comenzará a hundirse, el dolor le hará rechazar a su jinete/amazona y su cuello se musculará en la parte inferior. Este rechazo puede convertirse en reacciones como pararse de manos, desbocarse, morder y algunos otros “vicios” que se dan por culpa de una doma incorrecta. El caballo se habrá estropeado, en ocasiones, incluso para toda su vida.

Esta historia puede sonar dramática, pero es así. Si no ponemos los correctivos a tiempo, el mal puede ser irreversible.

Problema de cuello invertido y apertura de cara

Un caballo que invierte su cuello y abre su cara, al ser montado, es un caballo destinado a sufrir muchos problemas de orden físico y psicológico.

Quizá te preguntes si el cuello levantado es un defecto. tengo que decirte que debes diferenciar entre un cuello levantado y un cuello invertido.

El problema principal no es el levantamiento del cuello sino la apertura de la cara. Esta apertura hace que el cuello se invierta y todo el cuerpo del caballo se descompone, adoptando una posición no apta para cargar peso (caballo invertido).

Posibles maneras de solucionarlo

Lo mejor es la prevensión, por lo tanto, desde el inicio debes plantearte realizar una doma técnica y racional.

Si el problema del cuello invertido ya está implantado, aquí te dejo algunas alternativas para su corrección:

Trabajo a la cuerda con riendas auxiliares

Riendas auxilires

 ↑ El uso de riendas laterales pueden ser de ayuda

El trabajo a la cuerda con riendas auxiliares puede ser parte de la solución. Se utiliza riendas laterales, chambón o el arnés Pessoa

Lo primero que haremos es dar cuerda, unas pocas vueltas sin las riendas auxiliares y luego realizaremos 15 vueltas a cada mano con las riendas auxiliares colocadas. El ajuste de estas riendas no debe ser excesivo. Cuando el caballo este parado, su cara debe quedar un poco por delante de la vertical. 

Posteriormente y luego que el caballo descanse por un par de minutos, podremos pasar al trabajo montado. 

Si vamos a realizar solo un trabajo a la cuerda,  podemos repetir dos series más de 15 vueltas a cada mano. Antes de terminar la sesión a la cuerda daremos nuevamente algunas vueltas a cada mano, pero esta vez sin las riendas auxiliares.

Este trabajo es básicamente al aire de trote. Si el caballo sale al paso o en algún momento pasa a galopar, lo dejaremos, pero de una forma relajada lo pasaremos nuevamente al trote.

PRECAUCIÓN: Una de las riendas auxiliares que suele utilizarse para corregir el problema es la gamarra o bajador. Esta correa que va desde una argolla central de la cabezada hasta la cincha, pasando entre las dos patas delanteras, suele ir muy templadacon lo que el caballo se ve totalmente forzado. En esta posición el caballo siempre irá tirando hacia arriba y nunca aprenderá a sostenerse por si solo. Todo su cuerpo se contraerá y su cuello se musculará en la parte inferior en lugar de la superior como es lo deseado.

Trabajo montado

Opción 1

Montar al caballo en círculos grandes, aplicando las ayudas desde la pierna interior hacia la rienda exterior y con medias paradas invitarle a trabajar más “redondo”.

El contacto debe ser permanente con la rienda exterior y se debe realizar peticiones intermitentes con la rienda interior.

No se debe tirar de las riendas para bajar la cabeza del caballo porque esto crea resistencia y bloquea el remetimiento de los posteriores. 

Es muy importante que el caballo lleve una buena impulsión.

Opción 2

muscular un caballo portada

Primero montar el caballo “hacia adelante”.

El momento que abra su cara y levante su cuello, doblárselo y mantenerlo así hasta que lo baje. Cuando haya cedido, aflojar las riendas de inmediato y estimular los abdominales con las piernas.

Repetir este ejercicio al paso y al trote, las veces que sea necesario, hasta que el caballo entienda que es más cómodo ir con el cuello bajo y la nuca cedida.

En una fase más avanzada, podremos ir subiendo su cuello unos cuantos grados cada vez hasta que “un día” obtendremos la máxima reunión que es la base de toda equitación. La condición es que el caballo siempre se mantenga relajado, con la nuca en el punto más alto, la cara flexionada y unas ganas permanentes de ir hacia adelante.

colocación correcta del caballo

Opción 3

  1. Lo primero, con el caballo al paso, buscar su relajación y el cuello lo más bajo y estirado posible. Pueden realizarse algunas pequeñas figuras tipo “ocho”. 
  2. Luego, en la parada, enseñar al caballo a ceder su nuca a la mínima petición de las manos.
  3. En tercer lugar, realizar figuras de picadero aprovechando curvas y círculos para estimular la cesión de nuca y el remetimiento de los pies. La rienda exterior en contacto (reteniendo sin tirar), la rienda interior pidiendo la incurvación intermitentemente, la pierna interior en la cincha, generando impulso y la pierna exterior en contacto, un palmo detrás de la cincha, sosteniendo la grupa.  
  4. De a poco el caballo irá sintiéndose cómodo con esta nueva forma de trabajar, su cuello se irá musculando en la zona superior, lo que a su vez permitirá un funcionamiento integral de músculos y tendones. No solo buscamos solucionar el problema del cuello invertido, al final lo que intentamos es que el caballo se encuentre en equilibrio, manteniendo un buen impulso, los posteriores remetidos, el dorso flexible, la base del cuello alta, el cuello arqueado, la nuca en el punto más alto y la cara en la vertical o un poco por delante de ella.
Referencias bibliográficas:
  • The British Horse Society (2005). “Manual de equitación
  • Blog de José Manuel Salens Pons . “www.ocurrenciashipicas.com”
  • Jean D’Orgeix. Doctrina y método “Técnica de equitación”Cómo 

Artículos relacionados

Alexander Mena

Por Alexander Mena

Alexander Mena (Quito, 1964), amante del mundo del caballo, la música y el diseño. En la actualidad dedicado también a otra de sus grandes pasiones, la escritura en medios digitales.

Te puede gustar

Deja una respuesta