PUBLICIDAD

Categorías
Movimientos de adiestramiento

Cómo hacer la Media Parada, la Parada y Paso Atrás en Equitación

Existen ciertos movimientos como la media parada, la parada y el paso atrás, “aparentemente sencillos”, cuya funcionalidad suele ser poco valorada por muchas personas que montan a caballo.

Como es obvio la parada la realizamos constantemente pero, ¿la ejecutamos bien?.

Por otro lado, la media parada y el paso atrás, ¿los relizamos periódicamente?, y si es así, ¿estamos conscientes de cómo influyen en la doma de un caballo?.

Ahora vamos a tratar de responder a estas preguntas.

La media parada

Es un ligero movimiento de advertencia para indicar al caballo que vamos a pedirle un cambio de aire o de recorrido.

En la media parada debemos utilizar todas nuestras ayudas.  Siempre debemos dar mayor importancia a las ayudas de impulsión que a las de retención.

La aplicación de las ayudas es la siguiente:

  1. El asiento, por medio de la tensión de la espalda.
  2. Las piernas, activándolas por un instante.
  3. Las manos, con una ligera retención. Luego ceder para que el caballo se sostenga por si mismo e inmediatamente volver al contacto.

El objetivo principal de la media parada es mejorar la reunión del caballo, la misma que será correspondiente a su nivel de doma. Esto se obtiene a través del descenso de la grupa, el remetimiento de los posteriores y el aligeramiento del tercio anterior.

Es muy importante que el caballo esté relajado y acepte el filete. Caso contrario la media parada puede producir una apertura de cara y una tensión en todo el dorso, con lo cual el movimiento habrá perdido toda su eficacia.

media parada

La parada

En equitación todo lo que hacemos o dejamos de hacer influye en la buena educación del caballo o en otras palabras en su doma.

Ese también es el caso de la parada de un caballo. La ausencia de desplazamiento no significa que debemos abandonar nuestras ayudas. Es por esto que la parada es considerada un movimiento más. (el momento de recreación es otra cosa y puede ser dado o no, durante la parada).

La parada debe ser realizada de la siguiente forma:

  1. Alertar al caballo con una media parada.
  2. El asiento, con una ligera tensión de la espalda.
  3. Las piernas, presionando y regresando al contacto.
  4. Las manos, cerrando los dedos para retener al caballo pero volviendo al contacto antes de que el caballo pare.

parada

↑ La parada, con las extremidades bien aplomadas

Con esta forma de aplicar nuestras ayudas lograremos que el caballo remeta los posteriores y pare por si solo, con su tercio anterior aligerado, listo para obedecer la siguiente orden. Es decir es muy similar a la media parada con la diferencia que debemos cerrar nuestras manos con un poco más de firmeza.

El caballo debe detenerse en esa posición solo unos cuantos segundos, especialmente si es un potro en su fase de inicio (no más de 3 segundos). Si el potro o caballo joven ha permanecido inmóvil, entonces le daremos unos segundos de recreación.

A medida que la doma avance le podremos pedir al caballo que pare, distribuyendo peso por igual sobre sus cuatro extremidades (aplomadas), su nuca deberá ser el punto más alto y la cabeza ligeramente por delante de la vertical.

La intensidad de las ayudas depende del grado de doma y la compenetración entre jinete y caballo. Si se prepara correctamente, la parada se consigue con unas ayudas ligerísimas.

El paso atrás

Al igual que la media parada, el paso atrás es un excelente movimiento que estimula la reunión del caballo y lo predispone a ejecutar sus demás movimientos correctamente.

La condición para ejecutar un buen paso atrás es que el caballo se encuentre en un nivel intermedio de doma. Es decir que tenga la suficiente flexibilidad sobre todo en sus articulaciones y se haya vuelto bastante ligero en el tercio anterior. Caso contrario le será muy difícil ejecutarlo y habrá que tirar hacia atrás lo que produce muchas resistencias y el hundimiento del dorso.

paso atras

Los objetivos del paso atrás son:

  • Estimular y comprobar la receptividad del caballo
  • Mejorar la reunión
  • Corregir desobediencias

Los puntos a revisar al realizar el paso atrás son:

  • Que los pies no se arrastren
  • El Ritmo y la rectitud
  • Amplitud similar en los pasos
  • El caballo debe avanzar hacia adelante en cuanto se le solicite

Para ejecutar el paso atrás el jinete/amazona inicia aplicando las ayudas de igual forma que para salir hacia adelante. El momento en que el caballo va a avanzar el jinete cierra un poco los dedos para incitar al caballo a retroceder. Tan pronto el caballo inicia los pasos atrás el jinete cede la mano sin perder el contacto.

No debemos abusar de este movimiento. Al principio uno o dos pasos son suficientes. Posteriormente podemos ejecutar mayor cantidad de pasos.

El jinete nunca debe tirar de las riendas.

Referencias bibliográficas:

Artículos relacionados

Alexander Mena

Por Alexander Mena

Alexander Mena (Quito, 1964), amante del mundo del caballo, la música y el diseño. En la actualidad dedicado también a otra de sus grandes pasiones, la escritura en medios digitales.

Te puede gustar

Deja una respuesta