PUBLICIDAD

Categorías
Características del Caballo

Cómo Mantener Sanos los Cascos del Caballo: Anatomía y Cuidados

Los cascos del caballo son uñas modificadas que protegen los pies y manos del caballo.

Las extremidades del caballo poseen un único dedo sobre el cual se asienta todo el peso del caballo. Su cuidado y mantenimiento es vital porque cualquier herida o afección complicaría la locomoción del caballo, llegando incluso a poner en riesgo su vida.

En primer lugar  vamos a ver la composición exterior e interior del casco equino de forma bastante resumida pero suficiente para entender la importancia de su cuidado y mantenimiento.

Partes del casco equino (anatomía)

Los principales componentes del casco equino son:

  • Pared (tapa o muralla)
  • Suela (palma o planta)
  • Ranilla
  • Barras (candados)
  • Talones
  • Línea blanca
  • Surcos colaterales
  • Banda coronaria

Componentes de los cascos del caballo

↑ PARTES DEL CASCO – Practical Guide to Lameness in Horses

Las anteriores estructuras forman una “cápsula” (el casco equino) que protege una delicada estructura interna y ósea, formada de las siguientes partes:

  • Hueso tejuelo
  • Hueso navicular
  • El hueso corona (solo la parte inferior está dentro del casco)
  • Almohadilla digital (cojín plantar): Es de material elástico, cartilaginoso. Tiene la función absorver el choque y bombear la sangre a través de sus plexos venosos.
  • Corion: Es una estructura vascular (arterias y venas) que rodea los huesos, produce las áreas intertubulares y fabrica la parte interna del casco.
  • Cartilagos laterales: Actúan como resortes, almacenando y liberando energía durante el movimiento de las extremidades.
  • Plexos venosos: Son una red de vasos sanguineos que junto con el corion nutren al casco desde su interior.

Estructura ósea de los cascos del caballo

↑ HUESOS DEL CASCO – The equine distal limb

Cascos del caballo: Cojín plantar

↑ ALMOHADILLA DIGITAL – The lame horse

Corion del casco equino

↑ CORION – The equine distal limb

cascos del caballo: vista inferior del corion

↑ CORION vista inferior – The equine distal limb

venas del casco equino

↑ PLEXOS VENOSOS – The equine distal limb

Cuidado de los cascos del caballo

Como hemos visto, los cascos del caballo están formados por muchas estructuras que actúan entre sí para dar funcionalidad a sus extremidades. Además de tener zonas insensibles, poseen y protejen estructuras muy sensibles que no pueden ser tocadas para evitar infecciones. Por otro lado, si queremos mantener sanos los cascos de nuestros caballos, debemos acostumbrarnos a realizar una limpieza y un mantenimiento frecuente, así como dotar al caballo de una alimentación apropiada. 

¿Es importante la alimentación?. ¿Debo dar vitaminas?

En la mayoría de casos, una dieta a base de forraje de calidad más un suplemento general de vitaminas y minerales será suficiente para mantener unos cascos sanos y fuertes. No obstante existen algunos elementos nutritivos especiales que promueven el crecimiento de un tejido córneo sano. Entre ellos están la biotina y los aceites.

La biotina es una vitamina que se sintetiza en el intestino y actúa junto con la metionina (aminoácido). Mejora la piel en general y los cascos y se suele administrar a caballos con cascos de naturaleza frágil. Sus efectos suelen verse luego de algunos meses de administración. La Biotina se la puede encontrar en polvo preparado de Biotina y de forma natural en el forraje fresco, el maíz , el escaramujo y la levadura.

Los aceites mejoran el aspecto de piel , pelaje y cascos. Puede suministrarse aceites vegetales como el de soja, de maíz, de girasol y de linaza. Suministrar aceites de origen animal como el aceite de hígado de bacalao tiene algunos detractores, sin embargo se ha venido dando a los caballos con resultados bastante satisfactorios.

Aconsejamos consultar con tu veterinario para suministrar correctamente vitaminas o aceites. 

¿Debo limpiar diariamente los cascos del caballo?

Para un buen mantenimiento de cascos debemos revisarlos diariamente. Por un lado al tocarlos puedes sentirlos calientes lo que es señal de algún problema. Por otro lado si ves que está alguna piedrecilla incrustada puedes retirarla y así evitar complicaciones y molestias a tu caballo.

Para esto es tan sencillo como adquirir un limpia-cascos que es una herramienta compuesta de un pico metálico (algunos tienen también una escobilla).

Limpieza de los cascos del caballo

↑ Limpie desde los talones hacia la lumbre

Es importante limpiar los cascos antes y después de montar, con una consideración especial: Si tu caballo está estabulado, no conviene limpiar los cascos después de montar porque la cama de viruta actúa como una esponja resecando el casco innecesariamente. En ese caso solo retira cualquier piedra existente pero no retires el barro. De esa forma la cama secará el barro en vez de resecar la suela del pie.

Si tu caballo se molesta cuando tratas de cojer sus patas es posible que no haya sido desensibilizado apropiadamente durante la etapa inicial de su doma. En ese caso tendrás que realizar un proceso de desensibilización paso a paso. Cuando ha creado el “vicio” de patear tienes que tener mucho cuidado. También puedes pedir a un experto que te ayude a corregirlo.

Otro aspecto a considerar cuando estás limpiando y examinando el casco, es su olor. Por ejemplo, cuando una ranilla está infectada el olor es muy fuerte y desagradable, en ese caso debes usar algún producto como Life Data Hoof Clay para solucionar este tipo de problemas.

¿Cómo hidratar los cascos del caballo?. ¿Debo engrasarlos?

El agua es lo mejor que existe para hidratar los cascos del caballo. Existen bálsamos o grasas de excelente calidad, que fijan la humedad. Son eficientes si antes se han mojado los cascos con agua.

Engrasado de cascos del caballo

Como todo elemento aceitoso, las grasas evitan el paso de humedad, por lo tanto sirven para los dos casos siguientes:

  1. Si la época es seca, debemos mojar con agua los cascos y posteriormente aplicar la grasa protectora que ayudará a fijar y mantener la humedad. ( Esto podríamos realizarlo con cada baño del caballo)
  2. Cuando la época es lluviosa y el caballo se encuentra permanentemente en el prado incluso podría existir un exceso de humedad en el casco, por lo tanto aplicar una grasa protectora periódicamente (1 vez por semana) evitará el paso excesivo del exterior hacia el interior.

¿Cómo proteger los cascos durante la monta?

Algunos caballos, no todos, son susceptibles de requerir protección en sus cascos por varias razones:

  • Para ciertos deportes en donde hay riesgo de golpes (por ejemplo el polo, el salto)
  • Para algunos ejercicios de doma en donde el contacto es probable (ejercicios laterales como la espalda adentro o los apoyos)
  • En la fase inicial de un potro donde su coordinación aún no es precisa
  • Con fines terapeúticos en caso de no poder utilizar herraduras

Existen dos tipos de protectores para satisfacer las necesidades expuestas:

Protector de casco

↑Campanas de caucho

Botas protectoras del casco

↑ Bota protectora

Recorte, despalme, limado y herraje

Es bastante conocido que la pared del casco crece aproximadamente 8 mm cada mes, por lo tanto los cascos de todo caballo doméstico deberán ser recortardos, despalmados y limados cada 6 semanas, cuando ya hayan crecido unos 12 mmm, de esta manera no se perderá el balance y el aplomo de sus extremidades. También así evitaremos que los cascos se rompan o aparezcan cuartos o grietas de difícil recuperación.

En cuanto al herraje, podemos decir que: La conveniencia de herrar o no nuestros caballos, va a depender de la actividad, la intensidad del trabajo, el tipo de suelo y el estilo de vida del caballo.

La práctica del recorte y herraje es muy especializada por lo tanto debe realizarla un profesional calificado. Para esto se utiliza un kit de herramientas que permite realizar los trabajos de forma óptima.

Las enfermedades en los cascos de los caballos son de muy diversa índole. Muchas de ellas pueden prevenirse con un correcto cuidado y mantenimiento. 

Referencias bibliográficas:

  • Rob Van Nassau (2014). “El casco del caballo
  • Jo Bird (2004). “Cuidado natural del caballo”
  • Colin Vogel (2004). “La salud del caballo
  • Luz Aguilar Espinosa (2008). “El caballo”
  • Equisan.com
  • James R. Rooney (1998). “The Lame Horse”
  • Ted S. Stashak (2006). “Practical Guide to Lameness in Horses”
  • Jean-Marie Denoix (2000). “The Equine Distal Limb

Artículos relacionados

Alexander Mena

Por Alexander Mena

Alexander Mena (Quito, 1964), amante del mundo del caballo, la música y el diseño. En la actualidad dedicado también a otra de sus grandes pasiones, la escritura en medios digitales.

Te puede gustar

Deja una respuesta