PUBLICIDAD

Cómo Duermen Los Caballos: El Ritmo del Sueño

Cómo Duermen Los Caballos: El Ritmo del Sueño

En este artículo vamos a aclarar algunas inquietudes que surgen alrededor del sueño de los caballos y su descanso reparador.

Los equinos pueden dormir tanto acostados como de pie. A continuación vamos a ver las razones.

¿Cómo duermen los caballos?

A diferencia de los animales carnívoros, que pasan gran parte del tiempo echados y durmiendo, los caballos, por su condición de animales de presa pasan muy poco tiempo tumbados en el suelo descansando y/o durmiendo. Por otro lado gran parte de su sueño es poco profundo ya que, por su supervivencia, deben estar alerta de potenciales depredadores.

Los caballos necesitan sentirse absolutamente seguros para  echarse y descansar. Cuando están en manada, se turnan para cuidarse unos a otros.

caballos rotando la guardia para descansar
Caballos rotando la guardia para dormir

En compañía de otros animales como vacas u ovejas también se relajan y se echan para descansar o dormir.

caballo descansando junto a vacas
Caballo descansando echado junto a ganado vacuno

Además necesitan controlar todo su entorno para estar más tranquilos. Es por esto que generalmente se acuestan en espacios abiertos.

El clima también influye mucho en su estado de ánimo. Sería muy extraño ver un caballo echado en un día con mucho viento o tormentoso. 

¿Pueden dormir de pie?

Los caballos sí pueden dormir de pie aunque el término preciso sería dormitar, es decir descansar con un sueño poco profundo. Para realmente dormir profundamente necesitarán echarse.

Sistema de sustentación

Para poder permanecer de pie durante largos períodos de tiempo (y si es necesario dormitar) los equinos han desarrollado un sistema de sustentación que no utiliza esfuerzo muscular.

Los caballos pueden bloquear las articulaciones de sus extremidades. Las cargas son recogidas mecánicamente por los ligamentos de modo que las extremidades se mantienen rectas.

Cuando están descansando, los caballos bloquean tres extremidades (dos anteriores y una posterior). La cuarta extremidad (posterior) se mantiene en reposo algo levantada.

sistema de sustentación
Los caballos bloquean 3 extremidades y 1 la mantienen en reposo

Al dormitar en esta posición las orejas están medio caídas, cabeza y cola bajas y músculos relajados. El labio inferior puede presentarse algo caído y los ollares distendidos. 

caballo dormitando de pie
Caballo de pie en posición para dormitar
cabeza de un caballo adormecido
El caballo adormecido relaja la boca y los ollares

¿Cuanto tiempo duermen los caballos?

Los caballos duermen aproximadamente una hora echados y dormitan unas 3 horas de pie. En total son unas 4 horas que el caballo pasa prácticamente sin movimiento, pero no de forma contínua.

Pueden hacerlo a cualquier hora del día pero generalmente lo hacen de madrugada y en la tarde, en períodos cortos de veinte o treinta minutos.

El caso de los potrillos es diferente ya que suelen pasar mucho tiempo durmiendo bajo la protección de sus madres.

potros durmiendo
Yeguas protegiendo a sus potros mientras duermen

Corolario

En resumen, el caballo, por ser un animal de presa, está en permanente alerta y su cuerpo está preparado para:

  1. Dormir poco tiempo
  2. Tener un sueño poco profundo
  3. Dormitar tanto de pie como echado

Debemos dar a nuestros caballos domésticos las facilidades para que puedan descansar lo suficiente.

En el caso de estabularlos, las cuadras deben ser espacios adecuados para evitar el estrés por la dificultad de echarse en áreas muy reducidas.

caballo echado en box
Caballo descansando echado en el box

Es también importante no confundir un caballo echado por descanso con un caballo que se tumba por alguna enfermedad como el cólico equino, en ese caso muestra síntomas de dolor como: tensión en las fosas nasales, sudoración y contracciones abdominales. 

Otra circunstancia que debemos diferenciar es cuando el caballo dormita mucho tiempo de pie por encontrarse aburrido. La soledad y falta de ejercicio, tanto si está al aire libre o estabulado, pueden hacer que su vida sea muy penosa.

Referencias bibliográficas:

  • Luz Aguilar Espinosa (2008). “El caballo: características, educación y cuidados”
  • Jo Bird (2004). “Cuidado natural del caballo”
  • Chris Colles (2002). “Anatomía del caballo”

También podría gustarte

Paola Manciati

   

Paola Manciati (Quito 1975), especialista en productos hípicos, escribe sobre distintos temas relacionados al mundo del caballo. Apasionada también por la lectura y la naturaleza.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Karime

    Súper interesante y de suma utilidad para que nuestros caballos se mantengan de forma optima para darnos el mejor rendimiento.

Deja un comentario

X