PUBLICIDAD

Categorías
Disciplinas ecuestres

Salto Ecuestre: Cómo preparar un caballo de concurso (fase inicial en picadero)

En el mundo del caballo, una de las disciplinas que más adeptos tiene es el salto ecuestre.

Al igual que en otras especialidades, el salto requiere de una técnica muy depurada para obtener resultados alentadores para quienes lo practican, y disminuir la probabilidad de lesiones en los caballos.

El caballo de salto debe prepararse tanto en pista como sobre el obstáculo.

Antes de iniciar el entrenamiento sobre el obstáculo, es muy importante sentar las bases sobre las cuales realizará todo su futuro trabajo.

De esta preparación “base” vamos a hablar en este artículo.

Bases de orden psíquico

  1. Para comunicarse con el caballo es importante el uso de “la voz“.  Tenemos 3 opciones: la palabra No, la palabra Bien,  y una Melopea que es un sonido suave y repetitivo que acompaña el ritmo del caballo.
  2. El cerebro del caballo requiere de muchas repeticiones para que una petición se automatice, es decir se transforme en un gesto reflejo.
  3. Un jinete/amazona siempre ocasiona un efecto positivo o negativo. Un caballo bien domado puede ser estropeado en pocos días por un mal jinete.
  4. Por naturaleza el caballo se tranquiliza cuando tiene una autoridad que le de órdenes precisas, no violentas pero inflexibles, que no cede nunca.
  5. El jinete/amazona debe dar ejemplo de calma y nunca trabajar si está enfadado porque esto le hará perder confianza al caballo.
  6. Debe existir un tiempo de trabajo y otro tiempo de recreación. Cuando está en trabajo el caballo no tiene permiso a estar desatento a las órdenes del jinete. Se puede trabajar unos cuantos minutos y dar recreación de 15 a 30 segundos. No se trata de ser tirano, únicamente de aplicar disciplina, autoridad y por supuesto, durante los momentos de recreación, ser condescendiente con el esfuerzo del caballo.

Principios de orden físico

La preparación de un caballo para el salto ecuestre tiene 4 principios fundamentales:

  1. La soltura.- Nos referimos a la descontracción del caballo obtenida a través de la flexión de nuca y la movilidad de la mandíbula
  2. La musculación.- Esto se logra cuando el empleo del cuello girando lateralmente a unos 80° obliga al caballo a remeter el posterior interior por medio del descenso de sus caderas.
  3. El control lateral.- El caballo debe poder traspasar peso de una espalda a otra, sin resistencias y sin que su recorrido se altere.
  4. Control longitudinal.- Se tiene un control en el eje longitudinal del caballo para poder variar su punto de equilibrio de adelante hacia atrás y viceversa.

Entrenamiento en pista como preparación para el salto ecuestre

Extensión del cuello

Para empezar una sesión de trabajo debemos obtener la máxima soltura o relajación de nuestro caballo y qué mejor ejercicio que estimularlo a que su cuello se coloque en la forma más natural que tiene, es decir a ras de piso. En la parada, tomaremos la rienda y alzaremos nuestras manos realizando una leve oposición. El momento en que el caballo parta con su cuello hacia abajo dejaremos recorrer la rienda en nuestros dedos y lo felicitaremos con nuestra voz.

salto ecuestre preparaciónsalto ecuestre preparaciónsalto ecuestre preparación

Con la repetición de este movimiento de cuello el caballo comenzará relajado cualquier ejercicio posterior. Cuando haya aprendido esta extensión de cuello en la parada, le pediremos lo mismo al paso.

Flexión de nuca

Caballo con la nuca abierta

Caballo con la nuca cedida

Este movimiento es de los más importantes. En la parada, tomaremos la rienda y la fijaremos en la montura o en nuestros muslos ejerciendo una ligera presión para pedirle la cesión de nuca, es decir la cara en la vertical o un poco por delante de ella. Inmediatamente el caballo ceda le felicitaremos. Este movimiento podemos hacerlo en 4 series de 25 repeticiones, durante 7 sesiones de trabajo. 

Movilidad de la mandíbula

Son ligeras vibraciones de la rienda a lado y lado para mantener la relajación que se a obtenido por medio de la flexión de nuca. Esto tendrá tres excepciones: En los minutos iniciales de relajación, durante las recreaciones y en los alargamientos. Si se mantiene estas vibraciones durante los alargamientos se corre el riesgo de que el caballo cargue hacia adelante apoyándose en la mano.

Flexiones laterales

Flexiones laterales

Con este ejercicio lo que queremos es tener un cuello totalmente flexible a disposición del jinete/amazona. Primero la cara debe estar en la vertical y luego realizaremos desplazamientos mínimos (20° a 30°) de izquierda a derecha. Este ejercicio se puede realizar de forma permanente durante 2 a 3 minutos o varios segundos entre ejercicios. Iniciaremos al paso, luego al trote y finalmente al galope.

Musculación

Musculación del caballo

Uno de los ejercicios para obtener una buena musculación es: Realizar al trote, círculos de 10 mts de forma alterna (a las dos manos) con el cuello plegado a 80° haciendo que el caballo pase peso de la espalda interior a la exterior. Eventualmente podemos pedir al caballo que siga una línea recta manteniendo la incurvación inicial. De esta forma las caderas descienden y el posterior interior se remete.  Podemos realizar 4 series de 4 minutos, cada día, durante unas 8 semanas. La nuca del caballo debe estar suave y flexionada, y las dos riendas deberán estar en igual contacto.

Inmovilidad

Un caballo domado debe poder permanecer inmóvil unos 5-6 segundos. En un potro con 2-3 segundos es suficiente. En cuanto se mantenga quieto durante dichos tiempos procedemos a darle la recreación.

Coger equilibrio

Equilibrio del caballo

Exceptuando los momentos de relajación, recreación y alargamientos, no debemos tolerar nunca que el caballo salga sobre sus espaldas. Para que un caballo coja equilibrio, debe estar con la frente en la vertical, posteriores remetidos y cuello algo levantado. Los aires tienen que ser lentos pero enérgicos. Con relación al paso atrás este también es un movimiento para pasar peso hacia los posteriores y siempre debe ejecutarse con la nuca cedida lo que mantendrá un dorso flexible.

El galope en equilibrio, aire esencial para el salto ecuestre

En el caso del galope, es muy importante enseñar al caballo a trabajar a galope corto, que no se vuelque sobre sus espaldas sino mantenga el equilibrio, soportando mayor peso con sus posteriores. Con una fuerte impulsión pero a un ritmo cadenciado y sereno. Esto le permitirá mejorar su técnica sobre el salto, con el ángulo correcto de batida y con el menor desgaste de energía.  Además el jinete/amazona lo podrá controlar con mayor facilidad dentro de un recorrido.

Para obtener este objetivo podemos realizar el siguiente ejercicio: Primero, quedarse inmóvil 5 segundos; segundo, salir al galope desde la parada; tercero, dar cuatro o cinco trancos; y cuarto, parar, quedarse nuevamente inmóvil. Este pequeño ciclo lo repetiremos treinta veces sobre el pie derecho y treinta sobre el pie izquierdo, en cada sesión de trabajo, durante dos semanas. Finalmente el caballo habrá mecanizado el tipo de galope, a través de las repeticiones.

Rectitud

Un caballo debe acostumbrarse a trabajar la mayor parte del tiempo en la rectitud. Para esto podemos practicar un ejercicio ubicando con nuestra mirada un punto de referencia a lo lejos. Luego avanzamos hacia ese punto haciendo las correcciones del caso con nuestras piernas y manos. La rectitud es también muy importante en la parada.

Dominar los ejercicios simples

Antes de saltar, lo que tenemos que buscar es la realización correcta de los ejercicios simples en pista, tales como el paso, el trote, el galope, el paso atrás y las respectivas transiciones de un aire a otro.

Y ante todo, el caballo debe trabajar todos los aires en equilibrio, relajado, flexible, y totalmente obediente. Es extremadamente importante dominar estos principios para luego continuar con ejercicios sobre el obstáculo.

Referencias bibliográficas:

Artículos relacionados

Alexander Mena

Por Alexander Mena

Alexander Mena (Quito, 1964), amante del mundo del caballo, la música y el diseño. En la actualidad dedicado también a otra de sus grandes pasiones, la escritura en medios digitales.

Te puede gustar

Deja una respuesta