PUBLICIDAD

Categorías
Razas de caballos

Caballo Purasangre: Nobleza, Fuerza y Velocidad

Para hablar del caballo purasangre, primero quiero referirme a su nombre. Y es que existen algunas dudas respecto a su denominación y a la forma de escribirla.

Cuando hablamos del purasangre nos estamos refiriendo a la raza seleccionada en Inglaterra. En el mundo del caballo esta raza es tan conocida que no hace falta mencionar que es inglés, generalmente eso se sobreentiende.

Por otro lado la forma correcta de escribir es purasangre y no con los términos separados, es decir pura sangre.  Así lo dictamina el Diccionario de la lengua española.

Ahora bien, vamos a ver cómo se seleccionó esta famosa raza de caballos, sus orígenes y sus principales características.

Orígenes del caballo purasangre

Es conocida la pasión de los ingleses por las carreras de caballos. Esta pasión que viene de muchos siglos atrás, se vio renovada con la idea de crear una raza de caballos galopantes, veloces y resistentes.

Es así que a mediados del siglo XVII comienzan a fijar sus características de modo sistemático y ordenado.

Sin embargo, es a principios del siglo XVIII que se cruzan tres yeguas inglesas de carreras con tres sementales de origen árabe (Darley Arabian, Byerly Turk y Godolphin Arabian), dando inicio a la selección que produjo el purasangre actual.

De estos tres sementales descienden todos los purasangres modernos en línea directa masculina. No obstante, se debe tomar en cuenta que los caracteres de la raza también fueron influidos, por cerca de 500 sementales de origen oriental, en el período que va desde principios del siglo XVIII hasta la creación del Stud Book en 1791.

Otro dato interesante es que de las cien yeguas inscritas en el Stud Book original, aproximadamente cuarenta han perpetuado su descendencia en línea directa femenina hasta la actualidad. Este grupo de yeguas se las denomina Royal Mares y son el resultado de una rigurosa selección mediante el continuo cruce con sementales orientales.

El organismo que mantiene y actualiza el Stud Book es el Jockey Club, fundado en Inglaterra en 1750. Esta institución está presente en muchos países donde las carreras de caballos (Turf) son un deporte ecuestre preponderante.

Características del caballo purasangre

En general, el purasangre es un caballo de tipo dolicomorfo (complexión ligera y extremidades largas y finas), sin embargo dentro de la misma raza existen algunas pequeñas diferencias físicas, suficientes para precisar tres tipos:

  • Stayer: El más pequeño y encogido, provisto de un buen fondo.
  • Intermedio: De grupa oblicua, espaldas inclinadas y dorso menos alargado, apto para carreras de obstáculos y para el salto
  • Sprinter: El más alto y alargado, con una velocidad superior a los demás.

La altura a la cruz está entre 160-170 cm (aunque también se podría encontrar ejemplares algo más altos o más bajos). Su peso oscila entre 450 y 550 Kg.

Los pelajes más usuales son: castaño, castaño oscuro, alazán, alazán tostado, negro y tordo.

caballo purasangre

En cuanto a las manchas distintivas, son comunes el copo de nieve y el cordón en la frente, así como la calzada en las extremidades.

Poseen una cabeza pequeña, con un perfil recto y orejas cortas. Sus ojos son grandes y vivaces. El cuello es ancho, recto o levemente arqueado y firmemente unido al tronco. La cruz bien pronunciada.

El dorso es musculoso y no demasiado alargado. La grupa puede ser recta o un poco oblicua con una cola de inserción alta.

La caja toráxica es amplia y las espaldas son inclinadas y bien musculosas. El abdomen ligeramente recogido.

En cuanto a las extremidades, estas son largas, bien conformadas y con articulaciones anchas. Las cañas cortas y finas, y los cascos más bien pequeños y redondos.

La piel del purasangre es muy fina, así como su pelaje, crines y cola.

Carácter

Su comportamiento natural es vivaz, enérgico y osado. Requiere un jinete/amazona experto porque no es un caballo fácil, no obstante, bien domado será un caballo leal y obediente, y dará todo de sí en cualquier disciplina ecuestre.
Este temperamento es aprovechado en varios deportes ecuestres, por ejemplo, las carreras de caballos, ya que los hace mantener comportamientos explosivos.
 

Desarrollo y funcionalidad

Una de las características más peculiares del purasangre es que se desarrolla de forma más precoz que otras razas. Es por esto que inician su carrera deportiva a temprana edad.

Mientras en la mayoría de las razas el desarrollo se da a los tres años, en los purasangre un caballo de dos años ya comienza a competir en distancias cortas (800 a 1000 mts). De todas maneras se debe considerar que el potro purasangre completará un 98% de su desarrollo a los tres años, edad a la que ingresan a las más famosas carreras de caballos de galope .

caballo purasangre

Un caballo de cuatro años ya es considerado “maduro” para el hipódromo. Está en el mejor momento de su capacidad de fondo, pero su velocidad se va disminuyendo.

Es la raza ideal para carreras de caballos, pues su velocidad puede alcanzar los 70 Km/hora. Sin embargo, el purasangre también a demostrado ser un caballo de deporte multifuncional, obteniendo muy buenos resultados en el concurso completo, la doma y el salto. También es óptimo para la caza. En la doma vaquera su “chispa” es muy valorada.

Criado y estimado en todo el mundo, el purasangre es el caballo más utilizado como mejorador de otras razas.

Ejemplares purasangre famosos

La raza purasangre ha dado muchos ejemplares famosos tanto a nivel reproductivo y/o nivel deportivo. Esta fama a permitido que su precio sea sumamente alto, llegando a costar, en algún caso, más de 100 millones de dólares. Vamos a citar algunos nombres.

A nivel reproductivo, además de los tres sementales que originaron la raza, y que hemos citado al inicio de este artículo, están:

  • Herod (1758), descendiente en cuarta generación de Byerly Turk
  • Eclipse (1764), también desciende en cuarta generación de Darley Arabian
  • Matchem (1748), nieto de Godolphin Arabian

En cuanto a purasangres famosos por sus triunfos en el turf y por supuesto también por su legado reproductivo, podemos nombrar algunos caballos y yeguas, tales como: Justify, Dundeel, Orfevre, Secretariat, Frankel, Cigar, Seabiscuit, Citation, Man O´wear, Ruffian, entre muchos más. Cada uno con historias de esfuerzo y éxito, no todos dotados de una constitución espectacular, pero si de un gran corazón y talento.

Referencias bibliográficas:
  • Consuelo Martín Comps (2018) “Enciclopedia de las razas de caballos”
  • Domenico Mario (2003) “Los caballos de silla”
  • Zoe St Aubyn (2008) “Manual de equitación”
  • Enciclopedia audiovisual Grandes Yeguadas de Europa: New Market (Gran Bretaña)

Artículos relacionados

Alexander Mena

Por Alexander Mena

Alexander Mena (Quito, 1964), amante del mundo del caballo, la música y el diseño. En la actualidad dedicado también a otra de sus grandes pasiones, la escritura en medios digitales.

Te puede gustar

Deja una respuesta