PUBLICIDAD

Cojeras en Caballos: Porqué se produce la Claudicación en Equinos

Cojeras en Caballos: Porqué se produce la Claudicación en Equinos

Las cojeras en caballos (claudicaciones) son el síntoma de muchos tipos de afecciones. En su mayoría se deben a problemas en las patas, pero también se producen por afecciones musculares u óseas en espalda, dorso o pelvis.

En esta ocasión vamos a examinar algunos tipos de cojeras, sus síntomas, causas y tratamientos.

¿Cómo localizar una cojera?

Siempre debemos estar atentos a la presencia de una claudicación porque algunas veces no son muy notorias y corremos el riesgo de que se esté gestando una afección interna en el caballo.

La manera más simple de ver una cojera es mirar cuidadosamente al caballo cuando está al trote.

El caballo cojo bajará la cabeza cuando la mano sana toque el piso. De igual modo la cadera bajará más cuando el pie sano toque el piso. Esto se debe a que el caballo puede cargar más peso sobre una extremidad sana.

Para esto podemos pedir a un ayudante, en primera instancia, que de cuerda al caballo en círculos, y nosotros miraremos desde fuera del círculo.

Luego el ayudante deberá llevar al caballo al trote en línea recta, nosotros lo observaremos desde atrás.

Conviene que el terreno esté nivelado, sin piedras y no ser resbaladizo.

Forma de ver cojeras en caballos
Caballo cojo: Baja la cabeza cuando la mano sana apoya en el suelo

Cuando hayamos localizado la extremidad coja debemos inspeccionar si esta inflamada, caliente o con dolor al tacto. Vamos explorando de abajo hacia arriba ya que la mayoría de problemas se producen en el casco.

Las claudicaciones incluso las leves pueden esconder algún problema serio, por lo tanto lo mejor es llamar al veterinario quien determinará la gravedad del caso y el tratamiento a realizarse para la recuperación del caballo.

Cojeras por problemas en el pie

Puntura de la suela

Es usual que un caballo pise con su suela un clavo perdido o una piedra muy afilada. Esto trae en primera instancia una breve cojera (algunos minutos) y aparentemente el problema pasa. El asunto se complica cuando se produce una infección por bacterias al interior de la suela, por lo que el caballo luego de un día o dos, adquiere un dolor permanente y una fuerte cojera. El casco estará caliente al tacto. Al realizar una limpieza a fondo se encontrará una mancha negra en el sitio del pinchazo. Si se presiona sobre esta mancha saldrá pus y ocasionará un fuerte dolor al caballo.

El tratamiento consiste en drenar la zona infectada para lo cual se retira parte de la capa córnea y luego se coloca un cataplasma durante 24-48 horas hasta que salga todo el pus. Si hay hinchazón en la cuartilla el veterinario suministrará antibióticos.

Clavo halladizo
Pus en la puntura de la suela

Abcesos en el casco

Los abcesos son infecciones causadas por una línea blanca defectuosa. En muchas ocasiones esta infección permanece y es visible en la suela. En otras ocasiones se mueve hacia donde encuentra menos resistencia y revienta a la altura de la corona. El tratamiento consiste en drenar el pus en base a limpieza y cataplasmas (tratamiento similar a las infecciones por puntura de la suela).

Productos veterinarios recomendados: Para problemas en el casco

Contusiones en el casco

Las contusiones son micro hinchazones que se producen, en la suela del casco, generalmente por herraduras mal colocadas o piedras que se alojan entre la herradura y la suela. Estas contusiones ejercen presión sobre estructuras sensibles ocasionando cojeras que en muchas ocasiones son perceptibles solamente cuando el caballo está girando.

Para detectar la zona afectada se hace presión con una pinza para cascos. Luego se retira la herradura y se despalma la suela hasta encontrar zonas amarillentas o rojizas.

pinza de cascos

Contusiones internas debajo de la suela
Existe una zona rojiza amarrillenta como señal de la contusión

El tratamiento es aplicar un cataplasma durante 48 horas. Luego se puede dejar por un tiempo al caballo “descalzo”. Si es necesario volver a herrar, se coloca una herradura un tercio menos gruesa especialmente donde cubre la zona afectada de tal forma que se elimine la presión causante de esta afección.

Enfermedad del navicular

Es una enfermedad degenerativa de la articulación alrededor del hueso navicular. Se complica por la presión del tendón flexor profundo y por problemas específicos de suministro de sangre al hueso. El síntoma es una cojera crónica debido al dolor en la zona del talón de uno o más pies. Otros factores que influyen en su aparición son: Tener un pie desequilibrado (lumbres largas y/o talones cortos) y un mal herraje que cree o incremente esta condición.

El diagnóstico se confirma mediante bloqueo nervioso de la zona dolorosa y radiografías.

El tratamiento consiste en corregir el equilibrio del pie para aliviar peso sobre el talón, recortando el casco de forma correcta y colocando la herradura un poco más larga que el talón para su mayor apoyo y protección. Además puede ser necesario el suministro permanente de un analgésico/antiinflamatorio como la fenilbutazona.

hueso navicular
Articulación del navicular afectada

Laminitis

La laminitis es una seria enfermedad que se da por varias razones, siendo la principal de orden alimenticio. Se produce una inflamación de las láminas sensitivas al interior del casco, el tejido córneo se pudre y la punta del hueso tejuelo rota hacia abajo. El caballo adquiere una severa cojera ya que le es muy doloroso cargar peso sobre sus pies.

Cojeras por problemas en las extremidades

Afecciones en el menudillo

En la zona del menudillo pueden presentarse algunas complicaciones. Entre las más usuales están:

  1. Enfermedad degenerativa de la articulación (caballos mayores).- Esta enfermedad no es más que una artritis causada por desgaste. y que ocasiona cojeras en caballos. Su tratamiento consiste en medicación con preparados de ácido hialurónico, que lubrica la articulación reemplazando el fluido articular natural. También se puede administrar antiinflamatorios/analgésicos. Por último se aconseja que el equino realice ejercicio constante a un nivel fijo en lugar de mantenerse en descanso.
  2. Otro problema que se genera en la zona del menudillo es la inflamación o fractura de los huesos sesamoideos que se encuentran en la parte posterior del menudillo. Generalmente esto se debe a la lesión del ligamento supensorio que se encuentra justo por encima del menudillo. Estas lesiones son muy difíciles de sanar. Las fracturas pueden repararse quirúrgicamente o dejarlas que se se curen solas mediante uniones fibrosas pero no soportarán la velocidad. Si se producen hinchazones en el menudillo se puede colocar un vendaje compresivo para intentar recobrar su tamaño normal.
cojeras en el menudillo
Afecciones en el menudillo

Productos recomendados: Vendas y accesorios veterinarios

Problemas en la rodilla

Un golpe en la rodilla puede causar una fractura, quizá una parte del hueso se separa del resto. Esto causa una permanente cojera y solo es posible curarlo mediante intervención quirúrgica.

Por otro lado,también se puede dar la enfermedad degenerativa de la articulación de la rodilla. Esta se produce por muchas formaciones óseas nuevas que impiden la flexión normal. El tratamiento es similar al del menudillo, en base a fármacos antiinflamatorios.

Cojeras por problemas en espalda, dorso o pelvis

Si el problema se localiza en la espalda la extremidad rotará hacia el exterior o hacia el interior. Visto de lado el tranco se verá más corto.

Cuando hay inflamación o desgaste en la pelvis el caballo hará mucho esfuerzo físico para levantar la pata.

Problemas en el dorso del caballo también pueden ocasionar cojeras. Los movimientos pueden verse rígidos y restringidos. Puede también producirse espasmos musculares. El caballo tendrá un tranco más corto del lado afectado y la cojera será más evidente.

Referencias bibliográficas:

  • Colin Vogel (2004). “La salud del caballo”
  • Luz Aguilar Espinosa (2008). “El caballo”
  • Karen Heyes (2009). “Primeros auxilios y cuidados del caballo”
  • Gráficos tomados de: Colin Vogel. “La salud del caballo”

También podría gustarte

Alexander Mena

   

Alexander Mena (Quito, 1964), amante del diseño, la música y el mundo del caballo. En la actualidad dedicado a otra de sus grandes pasiones, la escritura en medios digitales y la dirección de proyectos empresariales vinculados a nuevas tecnologías.

Deja una respuesta

X